Jesús Campos García jcampos
   
       
 
 

Ediciones de Triple salto mortal con pirueta
(Premio de Teatro Ciudad de Alcorcón 1997)

 
       
Antología teatral  

Antología teatral, de Jesús Campos García

Atenas, Lagourdera Books, 2012, 254 pp.

Incluye las traducciones al griego de las obras:

  • Entrando en calor (trad. Christina Ioakeim)

  • Patético jinete del rock and roll (trad. Christina Ioakeim)

  • En un nicho amueblado (trad. Christina Ioakeim) y

  • Triple salto mortal con pirueta (trad. Angeliki Portokaloglu).
 
       


Monólogos para ejercicios
 



35 monólogos para ejercicios
. (Recopilación, prólogo y notas de Alberto Miralles)

Madrid, La Avispa, 1999, pp. 195-200. (Con fragmentos de los monólogos de Mario y Josefa, de Triple salto mortal con pirueta).

"JOSEFA.- Debe existir una razón, supongo, para que nos empeñemos en vivir con ellos. Probablemente, la presión social. Si no, es que no se explica. Con lo a gusto que estaba de soltera... Sí, eso debe ser. Acaba una haciendo lo que debe. Es como un camino del que no es posible salirse sin caer en el abismo. Hay quien dice que como mejor se está es de viuda. Por lo visto, la gente pasa más de ti; vamos, la familia, que ya n está tan encima. No sé. Lo que desde luego resulta inaguantable es soportarlos un día con otro. De novios, todavía. Venía a buscarme, salíamos un rato... En fin, tenía su aquel. Pero esto de levantarse por la mañana y ¡zas!, ya está ahí, como un pasmarote. Esto... esto es una pesadilla".

 
       

triple-salto-mortal-con-pirueta

 

 

Triple salto mortal con pirueta, de Jesús Campos García

Madrid, Ayuntamiento de Alcorcón, 1997, 118 pp. Con Introducción de Manuel Pérez.


"Como ocurría en Entrando en calor, también ahora los personajes son los componentes de la pareja humana. En Triple salto mortal con pirueta, Campos alcanza una notable altura en el trazado de unos individuos de tan gran coherencia como honda autenticidad. Los antagonistas, Mario y Josefa, sostienen con resolución unas posiciones que, desde la indesmayable coherencia que los convierte en hijos de su siglo, permite sin embargo percibir su diferenciación radical a través de la relación diáletica que encarnan.

Si Mario mantiene el perfil decidido y resuelto del arribista triunfador, cuya vida gira en torno a sí mismo, Josefa deja entrever indicios de vacilación que la muestran como un ser inseguro, arrastrado finalmente en el vendaval que de algún modo se ha visto obligada a aceptar. Como todos los grandes personajes del arte, ambos poseen un valor de universalidad en la que acabamos reconociendo nuestras propias contradicciones" (Del Prólogo de Manuel PÉREZ, p. 18).