Jesús Campos García jcampos
 
Obra > Teatro > Es solo una enfermedad
FacebookfacebookTwittertwitter
   
  
 
 

Es solo una enfermedad. (Fragmento del texto)

Sacerdote.- Cuando supe que en San Francisco había una enfermedad que solo mataba a los maricones, pensé: ¡alabado sea Dios! ¡Por fin vamos a acabar con esa plaga de degenerados! No está bien burlarse de una cosa así, lo sé, pero me alegré. Por una vez los males de este mundo no eran arbitarios, sino que castigaban, como una maldición, la insolencia de los pecadores.

  anterior anterior
siguiente siguiente
 

Etiquetas: Entremeses variados, Teatro breve, Minipieza, sida, sacerdote, Francisco Vidal.